top of page
  • Foto del escritorpanoletamenta

Voces


Unos me dicen que debo dejar salir el dolor, dejar fluir cada sentimiento que causó en mí tu partida. Otro me pide que calle, que deje pasar el dolor y ya no sentiré la herida. Otro me pide que me dé más amor propio, que no pierda el tiempo pensando en un "tal vez".

Cada vez entiendo menos mi vida. No entiendo si es mía o es de esas voces que intentan vivirla por mí. Miro a mi alrededor y solo veo sonrisas, mientras yo intento decidir cómo seguir viva. Duele aún no encontrar un porqué, pues ese último beso fue un recuerdo de mi fe. Tú me devolviste a donde una vez fui feliz y por eso siempre me tendrás en tu vida, como amiga o conocida, eso dependerá de lo que cause yo en tu vida.


Porque no sé tú, pero yo estoy cansada de que me digan cómo vivir. Pues creo que es mi vida y el que puede juzgarla ni siquiera intenta cambiar nada. El padre solo intenta dirigirla sin causar mucho dolor en esta pequeña sierva imperfecta, que siempre olvida su valor y propósito en la vida. Él me da sus consejos y me muestra su camino, ese que nunca prometió sería sencillo, pero donde nunca me dejaría tocar el piso.


Él me dio un don y por eso grito en letras, lo que se me impide hacer en voz alta. Siempre utilizaré mis manos para expresar lo que los demás quieren atado. Mi dolor debería ser valorado y no algo que quieren apagar como una llamada del banco. Ya no hago sentido y eso es lindo, pues no busco hacer un poema, sino poner mi dolor en algo que no pueda ser apagado o borrado. Yo decido qué importa, yo decido qué duele y cuándo deja de hacerlo. Nadie sabe cómo me siento, solo el Dios en los cielos y si él no intenta acelerar mi proceso, entonces ustedes déjenme vivirlo según yo crea correcto.


Después de todo, solo yo me entiendo y solo Dios me arropa, nadie mejor que papá para quitar lo que me ahoga. Dejaré esas voces atrás y seguiré expresándome, pues yo valgo y mi dolor aún más. Quien no quiera escuchar, que no escuche, y quien no quiera ayudar, que no estorbe. Pues fue a mí a quien hirieron, fue a mí a quien alejaron y fue a mí a quien tratan mal. Es mi problema y nadie más lo puede terminar.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page